Los matasueños

Si en verdad amas a tus hijos, no quieras ser un padre matasueños, sé en cambio, un padre nutresueños, estimula su imaginación y su fantasía, elogia sus pequeños logros como si fueran espectaculares; pues para él lo son.
Y recuerda siempre que soñar es bueno, soñar forja la inspiración, renueva la pasión y vigoriza el espíritu...déjalo soñar...es solo un niño.

Secuelas del maltrato:


La susceptibilidad es nuestro estandarte y la desconfianza es nuestro escudo; por eso nosotros los maltratados...somos asociales.



Buscar este blog

domingo, 19 de junio de 2011

Los Niños Invisibles



Los niños invisibles
magullados, orfanados, escondidos, extraviados,
no recuerdan a sus padres ni remembran ya su infancia
pues han sido ultrajados tantas veces tantas veces
que no encuentran el camino para su emancipación.

Esos niños invisibles
humillados, malheridos, maltratados, malogrados
no recuerdan ya su infancia ni remembran su alegría
solo un dejo de tristeza los aúna al infinito
pues han sido madurados por la fuerza y por el mal.

Nuestros niños invisibles
nos esperan con paciencia y con santa diligencia
pues presienten que al rescate prontamente llegarán
las sonrisas, los abrazos, y las lágrimas de mar
sus manitos pequeñitas nuestras manos tomarán 
y sus lágrimas de ausencia con bullicio sonreirán
por la sana algarabía de volverlos a encontrar
y el pasado borraremos y no habrá más tratas sucias
ni esclavistas desalmados en sus noches sin piedad.

Nuestros niños invisibles
quienes cantan todo el tiempo la canción que se aprendieron
en sus sueños de nostalgia y en los brazos de mamá:

"Por qué perder las esperanzas de volverte a ver
no es más que un hasta luego, no es más que un breve adiós
muy pronto volveremos a jugar juntos los dos"

Y entre risas y sonatas ya disuelta la crueldad
nuestros niños invisibles sus canciones cantarán



Foto tomada de Google Imçagenes

No hay comentarios: