Los matasueños

Si en verdad amas a tus hijos, no quieras ser un padre matasueños, sé en cambio, un padre nutresueños, estimula su imaginación y su fantasía, elogia sus pequeños logros como si fueran espectaculares; pues para él lo son.
Y recuerda siempre que soñar es bueno, soñar forja la inspiración, renueva la pasión y vigoriza el espíritu...déjalo soñar...es solo un niño.

Secuelas del maltrato:


La susceptibilidad es nuestro estandarte y la desconfianza es nuestro escudo; por eso nosotros los maltratados...somos asociales.



Buscar este blog

lunes, 20 de junio de 2011

Fantasma del Pasado



¿Qué quieres que te diga
después de tantos años?
¡Después de que te fuiste
a un Cielo tan extraño!

¿Qué cómo me criaste?
¡No sé! ya no me acuerdo:
Disgustos y palizas, insultos vejaciones
es todo lo que queda de aquél vago recuerdo;
también tu indiferencia,
tu clara desconfianza,
tu amor que fue distante
teniéndote en mi casa

(Y todas esas cosas
minaron mi confianza)

¿Qué si me duele algo?
Pues no, nada de nada;
tal vez tan solo un poco
alguna cachetada,
algún correazo impreso,
alguna burla soez,
tal vez… solo tal vez
aquél abrazo etéreo
que nunca recibí
o la caricia estéril
que tanto quise darte
o el choque de dos manos
(complicidad de hermanos)
que tú jamás me diste…

¿Viniste? ¿Y a qué viniste?

¿Qué cómo me criaste?
¿Qué esperas que te diga?
Tan sólo rememoro
a un niño que mendiga
la admiración de un padre
que nunca en él creyó…

Tenías razón; pero,
soy ya un caso perdido
(así solías llamarme)
pues todo lo que he sido
de nada me sirvió.

¿Seré feliz? No sé
tal vez lo soy un poco;
tal vez…solo tal vez
me estoy volviendo loco;
pues hablo con tu sombra;
fantasma del pasado,
y eras ausente entonces
y sigues ausentado;
y mientras yo remuerdo
mis cuitas acostado…



Foto tomada de Google imágenes

No hay comentarios: