Los matasueños

Si en verdad amas a tus hijos, no quieras ser un padre matasueños, sé en cambio, un padre nutresueños, estimula su imaginación y su fantasía, elogia sus pequeños logros como si fueran espectaculares; pues para él lo son.
Y recuerda siempre que soñar es bueno, soñar forja la inspiración, renueva la pasión y vigoriza el espíritu...déjalo soñar...es solo un niño.

Secuelas del maltrato:


La susceptibilidad es nuestro estandarte y la desconfianza es nuestro escudo; por eso nosotros los maltratados...somos asociales.



Buscar este blog

domingo, 19 de junio de 2011

El Autista



Acurrucado en un rincón,
vertiendo lágrimas,
sembrando penas;
escucha en silencio el estruendo
de los platos que asesinan a las paredes,
de los golpes, los portazos, puñetazos y delirios,
de los gritos, las blasfemias, los insultos, los desplantes,
en su casa, en su hogar que se ha encendido y calcinado
por exacerbadas pasiones e inquisiciones contínuas.

¿La familia? ¿cuál familia?

Es un desastre desgarrado su familia;
una guerra entre los muros de un famélico cuartel.
Y todavía preguntan ¿qué le pasa a este inocente?
¿Por qué no habla?
¿Por qué se encierra en esa cueva de sus mundos interiores? 
¡Si jamás le hemos pegado!; ¡Ni siquiera castigado!
-Este niño se lamenta del sobrante y nada más-
Dicen ellos 
-Ya quisieran otros niños poseer lo que tú tienes-

-¿Es en serio?- piensa el niño
-¿Otros niños ya quisieran acampar en este infierno?-
piensa el niño, pero nada dice,
nada...

Nota:
El autismo es una enfermedad de la que los padres no tienen ninguna culpa, sin embargo hay casos que pasan por autismos y no lo son, allí si, por lo general son los padres los responsables de la "condición"; sé de casos de "autismo" que no son tales, sino más bien son un temor a responder y una apatía ante la impotencia, es de estos casos que trata el relato, por tanto pido disculpas a los padres que tienen hijos realmente "autistas"; no es mi intención ni juzgar ni ofender a nadie; mi única intención es reflejar el daño que hacen ciertos comportamientos en nuestros hijos y cómo una condición puede confundirse con otra cuando los padres no son sinceros con los especialistas, médicos y psicólogos.
Acá el título "El Autista" es una metáfora que trata de hacer énfasis en el hecho de que el abuso psicológico produce en el niño un comportamiento idéntico al del niño autista dentro del hogar, aunque fuera del alcance de los padres se comporta de manera sumamente agresiva para con los niños más pequeños o más débiles que él mismo


Foto tomada de Google imágenes

No hay comentarios: