Los matasueños

Si en verdad amas a tus hijos, no quieras ser un padre matasueños, sé en cambio, un padre nutresueños, estimula su imaginación y su fantasía, elogia sus pequeños logros como si fueran espectaculares; pues para él lo son.
Y recuerda siempre que soñar es bueno, soñar forja la inspiración, renueva la pasión y vigoriza el espíritu...déjalo soñar...es solo un niño.

Secuelas del maltrato:


La susceptibilidad es nuestro estandarte y la desconfianza es nuestro escudo; por eso nosotros los maltratados...somos asociales.



Buscar este blog

lunes, 20 de junio de 2011

Comenzar de nuevo


No quiero llorar más las inclemencias de la vida,
ni quiero saborear más tempestades adversarias,
no encuentro mi paraguas cuando llueve cielo adentro
ni sé de composturas en los muebles anticuarios.

Abril ya no florece en mi ventana de vidrieras
y más de mil espejos me han mostrado mis arrugas
y soy de sombra y fieltro y de nocturnas soledades
y soy de cumbre y sima y de neuronas desgastadas
y soy de mis quehaceres, de olvidados despertares.

¡Qué linda me serías si el olor de los jazmines
curtiérase en tu noche de azabache y madrugadas!
¡Qué cándido silencio adornaría las miradas
que tiendes en la ausencia de una tarda bocanada!

Quisiera yo pasearme por jardines de amapolas;
jugar con girasoles: carrusel de mil tonadas.
Pegarle a mil pelotas con un bate y una espada,
cortar estas tinieblas con la furia de las olas.

Quisiera yo cantarle a los canarios y turpiales;
blandir como revólver azucenas y claveles
y robar de los rosales tan solo las espinas,
llenarme las pupilas con tu gracia al caminar.

Quisiera yo un velero de plumas y de estelas
y navegar en él, más allá del firmamento;
quisiera…¿sabes linda? …detener este momento
perpetuando esa mirada de luz y de acuarelas.

Quisiera nuevos brillos en un nuevo nacimiento
y comenzar de nuevo todo
desde el mismo alumbramiento.

Foto tomada de Google imágenes

No hay comentarios: